Dejémonos de esa paja

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dejémonos de esa paja

Que si tener BB, iPod, iPhone, unas Converse, unas Adidas, eso no es socialista. Que si decirle una grosería a un camarada no es socialista. Que si no haber leído a Marx, Engels, entre otros, no es revolucionario. Que si tener un Ford, un Toyota, no es revolucionario. Que si tener amigos opositores, calificándoles a priori de escuálidos, tampoco es revolucionario. Ni digamos que hablar inglés tampoco es de revolucionarios.

Creo que es hora de que nos dejemos de esa paja. Si yo cayera en ese jueguito de calificar a la gente por lo que lleva puesto, por lo que ha leído o dejado de leer, me consideraría más opositor que chavista como consecuencia de la autoexclusión alimentada por esas actitudes. Afortunadamente no es así, y mis convicciones están por encima de mi ropa, accesorios tecnológicos y hábitos de lectura. Lo cual me permite ser testigo de excepción de lo que acá pretendo plasmar.

Entre 4.000.000 y 4.500.000 de opositores, sin falta, han acudido a las urnas a votar contra Chávez. Hago la misma afirmación que hiciera Fidel: “En Venezuela no hay 4.000.000 de oligarcas.” ¿Acaso vamos a dejar a ese gentío; en especial, a la juventud allí representada, lista para la vorágine de la disociación?

Acercarse a un plan de acción y combatir ese monstruo que hemos creado a partir del ensayo y error de crear el hombre nuevo, pasa por pisar tierra y entender, que el prohombre debe apoderarse y empoderarse de sí primero desde adentro, antes de replicar en su exterior, dichos cambios que algunos, con razones más argüidas que practicadas, insisten en escandalizar. En la discutida camisa amarilla del Presidente, no me cabe la menor duda, está implícito este debate.

Hay, después de todo, el que se viste humilde y es miserable, quien teniendo suficiente con 1.000.000 de Bs F., desea 10.000.000 de Bs F. Quien teniendo dos de lo que sea, prefiere alquilar uno en lugar de donarlo o venderlo barato. Quien pudiendo pagar más de un sueldo mínimo, opta por enseñar conformismo sin ser conformista. Sí, hay hipocresía en todo esto. Hay quien crea fundaciones para dormir tranquilo. Hay quien desprendido de todo lujo, es tan miserable como el que más opulento es. Por ello, el cambio ocurre primero adentro y es allí, pese a lo que veamos por fuera, donde debe apuntar nuestra artillería del pensamiento.

Dejémonos de esa paja y convengamos que usar un iPod, iPhone ó BB sea sólo usar un equipo tecnológico. Dejémonos de esa paja y consideremos la grosería tan sólo lo que es, una expresión. Dejémonos de esa paja y el que no haya leído a Marx, Engels y otros, sea simplemente alguien que aún no los ha leído. Dejémonos de esa paja, y al que tenga un Ford ó un Toyota, no le incomodemos al manejar.  Dejémonos de esa paja y no rompamos amistades por diferencias ideológicas. Hablemos inglés y los idiomas que sean necesarios, sin complejo alguno, para hacernos entender por todos los que podamos. Dejémonos de esa paja, compañeros, de etiquetar a la gente y comencemos a sumar.

3 Responses to Dejémonos de esa paja

  1. siririto dice:

    El asunto vtv con las groserias es que te contrdices.Si es necesario ampliar el consenso,llegar a ese universo de “Escualidos”,el ejercicio del debate o de las ideas deben ser mas argumentativas. 4i entiendo que tu crees que La verdad es un product colectivo y que nadie posee esa verdad mas aun.ENtiendo que defendems con vehemencia lo que pensamos pero la condicion social de las paabras, su connotacion tu no la impones. Hace parte del ECRO (esquema conceptua referencial operativo) con que nos entendemos las agrupaciones humanas especificas. Ah y te escribo desde un BB, Perdoname por la calificacion que hice en un”trino” hace unos dias pero no esperaba esa respuesta de un luchador de las ideas @siririto.

  2. William dice:

    Si pudiera estar un poco mas de acuerdo seguro serìa mas del 100%.
    Resume claramente el pensamiento que a veces tengo y que a veces no se expresar, para contrarrestar esos Clichès, hasta en mismos “camaradas”, es complicado.

  3. Cleo dice:

    Este artículo es el más coherente e inteligente que he leído en los últimos tiempos.!!! Tenemos que dejar de etiquetar, basta con opositores u oficialistas, todos somos venezolanos indistintamente de la ideología. Ah y Carlos Marx era un judío burgués amante de la buena vida ¿Y cuál es el problema con eso? Ninguno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: